Hablamos del mundo de la comunicación, el diseño, los medios sociales, el marketing online, la imagen de marca

Terceto Comunicación, diseño web y diseño gráfico en Granada

Román Callejón Terceto
25
enero
2018

Me llamo Román Callejón y paso a tocar un nuevo instrumento en Terceto

¡Hola, hola! Me llamo Román Callejón y acabo de incorporarme a Terceto Comunicación (y sin habérmelo preparado, me ha salido un pareado). Además de informar sobre este hecho, quisiera aprovechar estas líneas para presentarme y hablar un poco de mi, algo que es más difícil de lo que parece.

Aunque descubrí de manera tardía mi vocación por el periodismo y la comunicación, han pasado ya unos años desde que comencé a fondear en estas aguas, casi diez. De la mano de alguien con quien me he reencontrado en múltiples ocasiones a lo largo del camino, Ricardo Cañadas, surqué las ondas de la radio, cuyo veneno penetró tan adentro de mi piel, que no puede más que seguir su poderoso influjo.

Después de este episodio, continué mi formación en la granadina Escuela Superior de Comunicación y Marketing (ESCO), donde cursé su gran Máster de Periodismo Deportivo y conocí a grandes profesionales que me aportaron muchas experiencias y profesionalidad, pero lo mejor fueron los compañeros de aula, algunos de los cuales han trascendido más allá del ámbito de una amistad pasajera.

A la par, comencé a trabajar en el medio en el que me he formado como periodista, y como muchas otras cosas, Granada Digital. Manu Bayona me dio la oportunidad de empezar como becario, aunque al final me convertí en Doctor a los cuatro años.

La versatilidad adquirida aquí, donde he hecho de todo lo referente a prensa y comunicación de manera multidisciplinar, tal vez haya sido la que me ha abierto la puerta a esta nueva etapa de mi vida, donde paso a ser músico, como parte de ‘un Terceto’, con Carlos Álvarez a la batuta.

No ha sido fácil abandonar el lugar donde tanto has aprendido y donde los compañeros se convirtieron en familia. A veces encuentras hermanos donde menos te lo esperas y Manrique Pascual empezó a serlo entonces y seguirá siéndolo durante toda la vida. Pero las oportunidades pasan una vez en la vida y hay que ser valiente y dar el salto.

Ahora he fichado por una gran agencia de comunicación, la ya traída a la palestra Terceto. Aquí, curiosamente, he vuelto a coincidir con antiguos compañeros, auténticos referentes en sus áreas, como redes sociales y marketing y ventas. Esto no es una sorpresa, sí que ha llegado a serlo aterrizar y encontrarse con otro equipo de profesionales como la copa de un pino, de los que ni mencionar hace falta la calidad humana que están demostrando.

Me he sentido como en casa desde el primer día, me han hecho que la integración fuera muy sencilla y llevadera. Pero es que, además, en apenas tres semanas, no puedo ni enumerar la cantidad de nuevos conocimientos que estoy adquiriendo.

No voy a poner nombres por el momento, espero tener la oportunidad de poder escribir unas líneas sobre cada uno de ellos próximamente. Y es que son todos ellos, son un equipo. Rectifico, somos un equipo. Un equipo del que yo ahora soy parte y del que voy a tener el placer y el honor de aprender cada día. Por supuesto, me esforzaré al máximo para estar a la altura y aportar todo lo que llevo dentro.

Ahora toca hacer música para otros oyentes. Tratar con los medios desde el otro lado, generar contenidos para clientes particulares, ya sean escritos o en formato audiovisual… como sea, pero hacer lo que más me gusta, aprender mientras trabajo, relacionarme con gente que puede aportarme conocimientos y experiencias y contar todas sus historias.

Por otra parte, esta nueva perspectiva laboral me está permitiendo colaborar con otros medios de comunicación, como las televisiones locales y las radios, donde hago otra de las cosas que más me gusta, divertirme mientras comunico. Buscar el chascarrillo mientras me dejan que cuente mi opinión sobre la actualidad local o deportiva de Granada.

Gracias Terceto por tenerme en cuenta y dejarme que forme parte de vosotros. Gracias por permitirme seguir creciendo y seguir adquiriendo veteranía y sabiduría.

#SomosUno